A simple vista parece que crear un logo sea un trabajo fácil, pero es todo lo contrario. Diseñar un logo es una tarea muy compleja en la que se estudia la competencia, los puntos fuertes de la empresa, los aspectos que se quieren destacar para el mercado, los colores que acompañen la identidad visual de la marca, etc… 

El logo no es solo el diseño de un dibujo que represente a una marca con la tipografía, los colores y las formas, es una imagen que se transmite al mercado al que estás inmerso y que con un logotipo trabajado y creado por un profesional, proyectarás una imagen de confianza, reconocimiento, pertenencia, profesionalidad… En cambio, si recurres a la creación de un logotipo de la mano de un aficionado puede llegar a transmitir una sensación de abandono y de falta de seriedad. Los clientes suelen relacionar el diseño del logo con la imagen y el funcionamiento de su empresa, si perciben que la imagen corporativa de la empresa está descuidada, seguramente el resto de la empresa también lo esté

Aunque parezca un poco absurdo, hay personas que aún confunden la definición del logotipo, por esa razón, es mejor definir el concepto de logotipo.

La definición más común del logotipo es la siguiente: 

Un logotipo es una representación visual de la marca, ya sea un icono, un texto o la combinación de ambos elementos. 

Pero según la RAE, el logotipo es un símbolo gráfico peculiar de una empresa, conmemorando la marca o el producto. 

¿Qué tipos de logos existen?

Existen 4 tipos de logos, el logotipo, el imagotipo, el isotipo y el isologo.

  • Logotipo: Representación gráfica de la marca que su composición está realizada únicamente con letras. 
  • Imagotipo: Combinación de letras y un elemento pictográfico. El elemento de las letras se combina con una tipografía de fácil lectura, mientras que el elemento pictográfico no es legible. 
  • Isotipo: Representación de una única imagen como logo, no hay texto. 
  • Isologo: Unión del elemento pictográfico y textual en una misma imagen. 

Para poder crear un logo, con la esencia de la empresa, es importante que el diseñador conozca la empresa desde su interior, sus objetivos y sus metas. Para ello el diseñador se crea una lista de preguntas que con su respuesta se acercará a lo que quiere la persona que ha contratado sus servicios. Algunas de las preguntas que el diseñador hace para poder crear el logotipo son: 

  • Nombre de la empresa
  • Sector de la actividad
  • ¿Vendes productos o servicios? 
  • ¿Qué antigüedad tiene la empresa?
  • ¿Tiene logotipos anteriores? 
  • ¿Es una empresa grande? 
  • ¿Cuál es el objetivo de la empresa a corto plazo?, ¿y a medio y largo plazo?
  • ¿Por qué empezó la empresa?
  • ¿Cómo surgió el nombre de la empresa?, ¿Tiene algún significado personal?
  • ¿Cuál es el público objetivo?
  • ¿Cuáles son los logos que más te gustan?
  • ¿Y los logos que menos te gustan?

Es importante que el logotipo sea fiel a la imagen de marca, pero también es importante que el logotipo tenga una imagen actual y diferente a la competencia. 

El diseñador no solo diseña para crear el logotipo, sino que también tiene la obligación de investigar detenidamente el mercado y conocer las tendencias de primera mano para poder diseñar un logo afín tanto a la imagen de la empresa como a lo que el mercado espera ver. 

Lluvia de ideas

En base a las respuestas que el diseñador le ha hecho al propietario de la marca, se creará una lluvia de ideas para ponerlas todas en orden y así empezar a ver la primera idea del logo.

Una lluvia de ideas consiste en anotar palabras sueltas que describan la empresa para poder tener una idea sobre el naming y el logo que se va a crear.

Te recomendamos que no utilices una tipografía demasiado compleja ni demasiado elaborada, lo principal es que se entienda el texto. Que la originalidad recaiga en las formas y en el logo. 

Recomendamos utilizar las tipografías Helvética, Bebas, Grotesk Gotham, Museo, Raleway, Soho, Roboto, Geomanist, Din, Dobodi, ChunkFive, Cocogoose, Futura, Lato. 

La elección de la tipografía es una tarea muy personal del profesional, no hay una norma ni regla para la correcta elección, pero las letras no deben estar excesivamente juntas y el logo se debe leer claramente sin dificultad. 

Los colores

Como en anteriores posts ya mencionamos, los colores son un elemento que cambiará por completo la visión del logo y de la percepción de la empresa, eso sí, como profesionales en el sector recomendamos que el primer pensamiento que tengas con tu logo sea en blanco y negro, si funciona la forma con estos colores, ya está preparado para poder adoptar las combinaciones de colores elegidos. Este primer paso se realiza para saber si tu logo se adaptará a fondos sin color sin dificultad.

Si tienes pensado ilustrar tu logo con combinaciones de colores te recomendamos que tengas en mente la psicología de los colores para poder acercarte a una mejor combinación.

¿Tu logo en vertical o en horizontal?

Se crea el logo en base al uso que se le vaya a dar, dependiendo si va a estar en orientación horizontal o en orientación vertical.

Para poder adaptar el logo a todos los tamaños y a todos los formatos y contextos posibles, lo mejor es que versiones tu logo en distintas dimensiones para que se adapte tanto a espacios cuadrados como en orientación horizontal y vertical. 

Primer boceto

Una vez ya están claros todos los puntos anteriores, el diseñador va a ponerse manos a la obra. Muchos diseñadores primero tienden a garabatear sus primeras ideas en papel y lápiz para poder pensar y proyectar lo que se piensa de forma mucho más visual. Una vez ya ha salido la idea principal en lápiz sobre el papel, ahora toca digitalizarla, pasar el logo que está en papel a formato vectorial para poder aprovecharlo y darle la forma correspondiente para que se adapte a todas las dimensiones. 

Para poder digitalizar el logo creado, el diseñador tiene que tener habilidades en programas específicos de diseño, para poder darle forma a lo que ha creado en papel. 

El logo no es solo un dibujo o un texto o la combinación de ambos, el logo es mucho más. Para poder detallar la explicación de la creación del logo, se hace mención al concepto. ¿Qué es el concepto? El concepto es la descripción conceptualizada de porque el logo tiene esa forma, es la explicación de la unión de todos sus elementos dando como resultado esa forma. 

Aunque con definición parece una explicación muy simple, es esencial para que el cliente entienda punto por punto todas las partes que conforman el logo y cual es su significado.


La empresa Global Brand lleva muchos años en el sector acompañado por un gran equipo de profesionales. Si quieres que creemos tu propio logo, puedes contactar con nosotros sin ningún compromiso y te explicaremos cuáles son los pasos a seguir.


Todos los datos personales recopilados en este formulario serán tratados por Diego Mestre Proyectos en Internet S.L. como responsable de esta web. Los datos serán tratados para gestionar tu solicitud de información. Si además lo has aceptado, también podrán ser tratados para el envío de nuestras publicaciones, noticias, cursos, eventos, recursos exclusivos y resto de información relacionada con las actividades propias de la empresa. La base legal para el tratamiento de tus datos es el consentimiento del interesado.
Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos a través de info@globalbrand.es. Para información más detallada consulta nuestros Aviso legal.