La tarjeta de visita es la presentación de tu empresa hacía un potencial cliente, por lo tanto la elección de los colores, del tipo de letra, del logo, de la distribución de la información… Es muy importante. Es esencial que la tarjeta de visita llame la atención al cliente que se la estés entregando para que decida tenerla en su cartera o en su oficina, por si algún día necesita un servicio tuyo. Evidentemente si la tarjeta de visita es poco atractiva nadie querrá guardarla. En cambio, si tiene un diseño distintivo, servirá de inspiración para otras.

Te proporcionamos algunos consejos para que tu tarjeta de visita sea la más cautivadora y sensacional de todos los de tu entorno.

  1. El logo y la imagen corporativa

¿Aún no tienes tu logo creado? Esto no puede ser, necesitas encontrar tu logo, tu representación en un pequeño icono que acompañe a la perfección la personalidad de la empresa y la fuerza de tu marca. No solo es el nombre corporativo, también es la imagen corporativa lo más importante para tu tarjeta de visita

Si has sido rápido y previsor y ya tienes creado tu logo, ahora ya podemos pasar al siguiente paso, la imagen corporativa. 

¿Sabes que es la imagen corporativa? En nuestra web te explicamos y te mostramos algunos ejemplos sobre la definición de lo que es la imagen corporativa. En resumen, la imagen corporativa es el conjunto de toda la representación visual de tu marca.

El logo es solo una parte de esta imagen corporativa. La imagen corporativa es algo que se puede cambiar cuando quieras, aunque siempre recomendamos que cuando se lanza la imagen corporativa de una marca esta sea duradera y con intención de quedarse durante bastantes años, no solo por el trabajo de volver a adaptar toda una serie de elementos a una empresa, sino porque el receptor requiere de un tiempo para recordar una marca y relacionarla en el momento exacto con una necesidad concreta. No es recomendable que una vez se haya popularizado la marca en el mercado se cambie drásticamente.

  1. El formato físico de tu tarjeta de visita

¿Tienes en la cabeza como quieres que sea tu tarjeta de visita? Siempre puedes inspirarte en las redes sociales o en algunas tarjetas de visita que te hayan dado y así recoger ideas nuevas para la tuya. NO COPIES, nunca imites una tarjeta de visita, tampoco es que en un espacio tan reducido haya mucho margen a la improvisación, pero aunque poco, sí hay cierto margen. 

Necesitas saber si tu tarjeta tendrá orientación vertical u horizontal. Si quieres que tenga las puntas redondas, si quieres que tenga troquelado… Pero empecemos por las opciones del formato que puede tener tu tarjeta de visita. 

  • Puntas. Cuanto más redondas menos desgaste presentarán, además las puntas más redondeadas son para tipos de tarjetas de visitas de negocios más modernos y actuales. Las puntas de las tarjetas de visita normales acabadas en pico son las más tradicionales y formales. Todo es dependiendo del tipo de público al que te quieras dirigir. 
  • Texto en doble cara o en una única cara. Hay empresas que deciden utilizar las dos caras de la tarjeta de visita para plasmar la información, ocupar una mayor cantidad de espacio para informar al cliente sobre toda la información posible. También puedes alternar en una cara la información y en la otra el logo o alguna imagen que describe la actividad principal. O simplemente utilizar una cara. 
  • Tipografía de letra, te recomiendo encarecidamente que intentes siempre buscar un tipo de letra que sea fácil de entender y que sea acorde a tu logo y a tu empresa. Existen muchas tipografías entre las que elegir, intenta diferenciarte siempre de tus competidores con la elección de cualquier componente de tu tarjeta de visita que represente tu imagen corporativa.
  • Color, importante y vital para cualquier tarjeta de visita. También las hay que sus colores son blanco y negro, un estilo simple y clásico. No te lo recomiendo a menos que tu imagen corporativa sea afín a dicha representación de colores. Tampoco uses la gama de colores a lo loco, respeta el contraste de los tonos para poder sacarles el máximo partido e innovar con su uso. 
  • Espacios entre los textos, entre las palabras, entre líneas… Intentar aprovechar todo el espacio de las tarjetas de visita no es buena idea, el poco espacio entre las letras o entre las frases dificultará su lectura e impedirá un buen uso y entendimiento de la información.
  • Tamaño de la letra completamente proporcional al tamaño de la tarjeta de visita y del logo. Ni muy grande ni muy pequeña, que sea de un tamaño cómodo para poder leerlo fácilmente. 
  1. ¿Qué información quieres que aparezca en tu tarjeta de visita?

Una tarjeta de visita es como tu pequeño rótulo transportable y que podrás entregar a todos tus contactos, gestiona y revisa 30.000 veces que la información que va a aparecer es la correcta y que es la que necesitas que llegue para todos tus clientes. 

La información que suele aparecer y que resulta útil para el cliente es: 

  • Nombre de la empresa
  • Nombre del responsable que atenderá a la persona que acuda al negocio o que responda tanto a una llamada como a un correo electrónico
  • Teléfono de la empresa o el teléfono que será respondido para solucionar dudas
  • Correo corporativo 
  • Redes sociales
  • Página web
  • Logo

Actualmente se está utilizando el código QR para proporcionar información sobre la página web. Aunque es más práctico introducir la dirección web escrita porque ocupa menos tamaño, no es una mala idea apostar por la innovación. Recuerda que diferenciarte de la competencia es lo que hará crecer tu marca

  1. El diseño 

Una vez tengas claros todos los aspectos físicos que van a aparecer en tu tarjeta de visita es el momento de elegir el diseño. 

El diseño es el conjunto de todos los elementos seleccionados individualmente para plasmarlos en su conjunto dándoles un significado conjunto para representar a la perfección la esencia de la marca. 

En este proceso te aconsejamos que consultes tus ideas con un profesional, puede asesorarte sobre cómo ordenar y organizar todo lo que quieres que aparezca para que quede una tarjeta de visita muy bonita y atractiva. El diseño es el punto clave de todo el proceso y debe hacerse con mucho mimo y cuidado. 

  1. Impresión

Es el momento de hacer tu diseño realidad, te convertir tu boceto en papel impreso y darle vida a tus ideas. Ahora vamos a elegir el papel y el tipo de impresión.

Existen diferentes tipos de papel para imprimir tu tarjeta de visita: 

  • Papel estrucado
  • Cartulina offset 
  • Cartulinas verjuradas
  • Otros soportes

Además del tipo de papel también tenemos opciones sobre el tipo de acabado:

  • Grabado en relieve: Este tipo de técnica es la que no utiliza tinta para su estampado, sino que está grabado con golpe fuerte con un sello de su diseño.  
  • Estampación metálica: Se estampa con una fina lámina metálica con toda la información para que adopte un aspecto similar al material utilizado. 
  • Reserva uvi: Este tipo de impresión es para poder resaltar alguna parte en concreto de la tarjeta de visita que se quiera potenciar. 

Y por último el plastificado, el remate final. ¿Quieres que tu tarjeta sea más resistente? Debemos tener en cuenta que proteger tu tarjeta de visita con plástico puede encarecer el precio final de cada tarjeta, aunque son más resistentes a los malos tratos reciben las tarjetas de visita. 

Si no tienes claras las partes que conforman el diseño de tu tarjeta de visita para que sea muy atractiva siempre puedes recurrir a los profesionales para que te orienten sobre cuál es el diseño más atractivo para tu negocio. 

En Global Brand trabajamos para que siempre te lleves el mejor diseño con los mejores materiales. Tu satisfacción es nuestra razón de ser.

Contacta con nosotros sin compromiso.


Todos los datos personales recopilados en este formulario serán tratados por Diego Mestre Proyectos en Internet S.L. como responsable de esta web. Los datos serán tratados para gestionar tu solicitud de información. Si además lo has aceptado, también podrán ser tratados para el envío de nuestras publicaciones, noticias, cursos, eventos, recursos exclusivos y resto de información relacionada con las actividades propias de la empresa. La base legal para el tratamiento de tus datos es el consentimiento del interesado.
Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos a través de info@globalbrand.es. Para información más detallada consulta nuestros Aviso legal.